Skip to main content
Loading...

Un año más, Altia ha participado en MEDCAP, un evento que este año se celebra de forma virtual entre los días 25 y 27 de mayo.

Un evento que actúa como punto de encuentro para el intercambio de ideas entre las principales empresas de pequeña y mediana capitalización y cotizadas en Bolsa con los inversores institucionales, tanto nacionales como internacionales. Alrededor de 100 empresas cotizadas, 150 inversores, y 800 asistentes se han dado cita en este certamen que se ha convertido ya en un foro de referencia para el tejido económico de nuestro país.

Creado hace más de una década, este evento fomenta que la liquidez llegue a este segmento de empresas bajo la máxima de la transparencia y la buena relación con los mercados. A través de conferencias y mesas de debate sobre temas financieros y económicos candentes en las que participan empresas cotizadas, gestores de fondos, académicos e instituciones, MEDCAP promueve también la interacción privada entre empresas e inversores institucionales, llegando a concertar 1.200 reuniones individuales en 2020.

Altia muestra sus fortalezas en Discovery Meeting

Este año Tino Fernández, nuestro presidente, ha presentado Altia a todos los asistentes en un espacio del MEDCAP denominado Discovery Meeting. Tino ha dado una ponencia en la que ha explicado a los inversores asistentes qué es Altia, qué hacemos y dónde cotizamos.

Tras asegurar que “2020 ha sido un año especial, por lo que ha pasado y también por lo que va a pasar”, Tino Fernández ha repasado la historia de Altia “tenemos una experiencia de 27 años en el mercado y 2.200 profesionales; estamos centrados en el desarrollo de proyectos de innovación tecnológica; contamos con 20 localizaciones en siete países y tres CPDs, que dan servicio a nuestros 800 clientes”, ha dicho. Con unos ingresos de 130 millones de euros en 2020, Fernández ha señalado que “Altia cotiza en el BME Growth (antes MAB) desde 2010”.

Como principales hitos de la compañía, nuestro presidente ha destacado el momento de “su constitución en 1994; su incorporación al BME Growth en 2010; el inicio del proceso de internacionalización en 2011 (hoy los ingresos generados en el exterior representan prácticamente el 50% de la facturación del grupo) y, finalmente, de la compra de Noesis en enero de 2020 para añadir valor y ampliar el portfolio”. Mirando al futuro, Tino ha señalado que “viene una década ilusionante de grandes oportunidades porque se sucederán los cambios en el acceso a la información en el camino hacia la digitalización”.

Servicios avanzados de TI, con enfoque end to end

Altia es una compañía española con visión global que ofrece servicios de consultoría TIC. Bajo este paraguas, Tino ha asegurado que “el mundo TIC es amplio, y si no estamos en todo él, sí en la mayor parte de soluciones porque tenemos una oferta de amplio espectro”. Este catálogo integra soluciones Low-Code (con Outsystems); Data Analytics, Ciberseguridad, proyectos Smart, Administración Electrónica, e-licitación, movilidad, e-commerce o Cloud, entre otras.

Además, Tino Fernández ha recalcado que “ofrecemos infraestructura clásica: hardware y software, y vamos a hacer evolucionar nuestros productos propios de licitación, calidad de software y logística”, al tiempo que mostró su apoyo a clientes y partners.

Atendiendo a los sectores de actividad, nuestro presidente ha indicado “estamos presentes en todos los sectores con una oferta completa capaz de afrontar todos los desafíos", y citó los de Turismo, Automoción, Teleco, Industria, Salud, Educación, Banca y Seguros (Financiero), Juego, Energía o AAPP.

Clara vocación internacional

Actualmente, Altia opera en Chile, Holanda, Estados Unidos, Brasil y Portugal. De hecho, “el 46% de los 130 millones de euros facturados en 2020 provienen de fuera de España. Y esto va a crecer”, ha señalado nuestro presidente.

Desde su punto de vista, “2020 ha sido un año complicado, se pararon algunos proyectos, pero mantuvimos resultados, que han sido brillantes, y estamos orgullosos. Altia mantiene su salud financiera, hay dinero en caja y retribuimos al accionista como cada año”.

Centrando su atención en 2021, nuestro presidente, ha señalado que “este año no abriremos nuevas localizaciones. Ahora tenemos que hacernos fuertes en donde ya estamos, y retendremos talento. Cuando se reanude la movilidad, veremos qué hacer en Europa”.

Respecto de los clientes, Fernández ha comentado que “la vocación de Altia es ofrecerles la tecnología clave para el desarrollo de su negocio. Nos gusta tener relaciones largas con los clientes, ser una buena compañía”, y por ello ha destinado 600.000 euros en ayudas para clientes que peor lo han pasado en esta crisis.

Cerrando su intervención, Tino ha señalado que“tenemos por delante una década apasionante de cambios de la mano de las TI y la transformación digital. El peso de la economía digital va a crecer, y esto implica que la demanda de soluciones de seguridad, e-commerce, desarrollo de software, servicios gestionados, también lo hará”.