Skip to main content
Loading...

Ofrecemos una solución global de ciberseguridad que aunará diferentes soluciones avanzadas y soporte desde nuestro Centro de Operaciones de Seguridad (SOC).

El Centro de Supercomputación de Castilla y León, financiado con fondos REACT-EU, nos ha adjudicado un contrato para potenciar su ciberseguridad, suministrando e implementando herramientas avanzadas de ciberseguridad y brindando soporte desde nuestro Centro de Operaciones de Seguridad (SOC), lo que le permitirá afrontar amenazas cibernéticas en tiempo real.

El Centro de Supercomputación de Castilla y León (SCAyLE) es una entidad pública creada por la Junta y la Universidad de León, que pertenece a la Red Española de Supercomputación (RES), y tiene por objeto la mejora de las tareas de investigación de la Universidad, los centros de investigación y las empresas de la Comunidad. Con el fin de contar con soluciones avanzadas de ciberseguridad que le permitan proteger toda su organización, así como disponer de recursos altamente especializados para combatir las amenazas cibernéticas a las que pueda enfrentarse en los próximos años, ha decidido confiar en Altia en un proyecto que tendrá una duración de 60 meses.

En el proyecto destacan la implementación de soluciones avanzadas de ciberseguridad para proteger los diferentes entornos de SCAYLE, y una infraestructura de nueva generación que protege el perímetro completo de la organización, con un cortafuegos perimetral en alta disponibilidad. Además, dispondrá de un sistema de protección del correo electrónico y un sistema de vigilancia y monitorización de sus redes internas basados en la Inteligencia Artificial para la detección de patrones, actividades y tráfico potencialmente peligrosos. El sistema de análisis y monitorización de la red IP corporativa implantado por Altia permitirá conocer las amenazas, gestionar los riesgos de la red y articular la adecuada capacidad de prevención, defensa, análisis, investigación, recuperación y respuesta.

Altia también proporcionará medidas de protección de accesos de usuario a través de soluciones MFA (autenticación multifactor), soluciones para asegurar los accesos remotos de usuario y medidas adicionales de seguridad para los usuarios finales. Por otro lado, también llevará a cabo los servicios de instalación inicial, parametrización y configuración avanzada.  

Además, el equipo altamente cualificado y especializado de su SOC (Centro de Operaciones de Seguridad) brindará soporte de ciberseguridad, lo que es especialmente valioso ante la escasez de recursos y la creciente complejidad de los sistemas.

“Estamos realmente satisfechos de colaborar con el Centro de Supercomputación de Castilla y León en este proyecto de ciberseguridad”, afirman Belén Ferreiro, Gerente de Ciberseguridad de Altia y Chema Famelgo, Gerente de Cuentas. “Esta colaboración, sin duda, es un paso más que refuerza nuestro compromiso de ofrecer servicios de vanguardia y alta calidad a empresas públicas y privadas en un ámbito tan crítico hoy en día como es el de la ciberseguridad. Ofreciendo soluciones globales de ciberseguridad para proteger todos sus entornos y acompañando al cliente en su día a día con nuestros servicios SOC”

“Como parte de un proyecto de renovación tecnológica tan ambicioso como el que se está acometiendo en nuestro centro, la parte de comunicaciones suponía diferentes retos. Por un lado, era necesario adaptar nuestra conectividad a Internet a las velocidades que nos ofrecen ya las redes académicas (hasta 100gbs) y que no estábamos ofreciendo a nuestros usuarios por limitaciones de equipamiento. Por otra parte, era el momento de dar un salto importante en monitorización y segu-ridad de las comunicaciones. Pero también había un tercer reto, más tedioso téc-nica y administrativamente, que imponía hacer toda la instalación y puesta en marcha, así como la migración de los sistemas, sin incurrir en cortes de servicio significativos, con intervenciones nocturnas incluidas. Podemos decir que el pro-yecto se ha ejecutado de forma muy satisfactoria y todos los retos se han supe-rado con éxito”, explica José Manuel Martínez García, Coordinador de Sistemas en SCAYLE

El proyecto con SCAyLE confirma la experiencia y liderazgo de Altia en el campo de la ciberseguridad, proporcionando soluciones innovadoras y seguras que ayudan a todo tipo de organizaciones a enfrentar los desafíos tecnológicos de hoy en día.

“Como parte de un proyecto de renovación tecnológica tan ambicioso como el que se está acometiendo en nuestro centro, la parte de comunicaciones suponía diferentes retos. Por un lado, era necesario adaptar nuestra conectividad a Internet a las velocidades que nos ofrecen ya las redes académicas (hasta 100gbs) y que no estábamos ofreciendo a nuestros usuarios por limitaciones de equipamiento. Por otra parte, era el momento de dar un salto importante en monitorización y seguridad de las comunicaciones.

Pero también había un tercer reto, más tedioso técnica y administrativamente, que imponía hacer toda la instalación y puesta en marcha, así como la migración de los sistemas, sin incurrir en cortes de servicio significativos, con intervenciones nocturnas incluidas. Podemos decir que el proyecto se ha ejecutado de forma muy satisfactoria y todos los retos se han superado con éxito”, explica José Manuel Martínez García, Coordinador de Sistemas en SCAYLE

El proyecto con SCAyLE confirma la experiencia y liderazgo de Altia en el campo de la ciberseguridad, proporcionando soluciones innovadoras y seguras que ayudan a todo tipo de organizaciones a enfrentar los desafíos tecnológicos de hoy en día.