Skip to main content
Loading...

Janire García, oficina de Bilbao.

1.- ¿Por qué escogiste Altia para hacer tus prácticas?
Hoy en día vivimos en un mundo en el que cada vez son más rápidos los avances tecnológicos y es importante adaptarse a la realidad. Altia me llamó la atención porque creo que es una empresa que mira al futuro y que se inserta en un sector que está en constante evolución y desarrollo.  

2.- ¿Cómo fueron tus primeros días?
Pasar de un ambiente completamente jurídico rodeada de leyes a un ambiente informático en el que el día a día es la programación es un salto muy grande. Sin embargo, me considero una persona que se adapta bien a los cambios, y el trato con mis compañeros y compañeras fue muy bueno desde el primer momento. 

3.- ¿Cómo fue tu experiencia en el programa AltiaDigitalHub?
Si bien es cierto que como todos y todas, cuando se empieza de prácticas en una empresa muchas veces se tiende a pensar que somos más una carga que un apoyo, desde el primer momento me han hecho sentir una más del equipo y han valorado en todo momento mi trabajo.  
Entré en un proyecto muy grande a pesar de que mi experiencia era sobre todo en proyectos para pequeñas empresas, pero me adapté bien y estoy muy contenta de cómo me han enseñado. Además, aprendo más si me exigen más y es algo que agradecí.

4.- ¿Te lo imaginabas así?
Creo que las buenas o malas experiencias de cualquier tipo de prácticas dependen de la importancia que la empresa le dé al mero hecho de que aprendas. Desde luego considero que he tenido mucha suerte, porque tenemos un equipo en el que nos ayudamos a mejorar mutuamente y siento que valoran mi trabajo y se esfuerzan en enseñarme. 

5.- ¿En qué crees que has evolucionado?
He aprendido a ser más autónoma, a desenvolverme más en público, a reforzar el concepto de trabajo en equipo y a ser (aún más) organizada. 

6.- Si tuvieras que definir tu experiencia en 3 palabras, ¿cuáles serían?
Aprendizaje, compañerismo y evolución.