Pasar al contenido principal
Cargando...

Cada vez más, los responsables de las empresas se preguntan si Low-Code es la solución a sus retos de negocio.

Aunque las plataformas de Low-Code llevan años en uso en centro Europa y Estados Unidos, en España se ha comenzado a hablar recientemente de ellas. Y es por ello, que Low-Code despierta, casi a partes iguales, el interés y la duda de quienes constantemente han de hacer frente al reto de alinear tecnología y negocio con el objetivo de impulsar el crecimiento empresarial.

Dado que cada organización dispone de una infraestructura y un mapa de aplicaciones operativo, no es extraño que surjan algunas dudas en torno a cómo una aplicación de Low-Code puede encajar en su arquitectura y, sobre todo, si realmente será la respuesta óptima a los muchos desafíos con los que se enfrenta en el día a día.

Es evidente que no podemos hablar por todas las plataformas de Low-Code pero sí podemos referirnos a OutSystems, que ha sido reconocida por Gartner y Forrester como la compañía líder en plataformas Low-Code.

Dudas recurrentes 

Al barajar adoptar esta plataforma, los CEOs y CIOs se plantean algunas preguntas, entre ellas si OutSystems es capaz de cubrir la transformación digital cualquiera sea el desencadenante. La respuesta es sí porque permite crear la solución que el negocio demanda, sea para cliente final B2B o B2C, o herramientas operacionales destinadas a optimizar y automatizar las actividades para los empleados o sustituir un sistema heredado, altamente customizado.

Otra cuestión recurrente es: ¿Esta plataforma es capaz de integrarse con la actual BBDD y ERP de mi empresa? La contestación es afirmativa porque tiene más de 3.200 componentes de integración disponibles OutSystems Forge como Salesforce, Oracle, SAP, DB2, Microsoft Exchange, o Twitter.

Otra duda habitual es si permite crear aplicaciones “de diseño” web, móviles y responsives, además de aplicaciones nativas. La respuesta sigue siendo positiva porque ofrece un potente diseñador web visual que permite crear interfaces de alta fidelidad y muy personalizables para Smartphone, Tablet y PC. Además, incluye soporte automático para garantizar un diseño responsive, logrando que con un solo click la misma versión esté disponible en todos los dispositivos.  

Por ejemplo, permite desarrollar e implementar visualmente aplicaciones nativas de iOS y Android, así como acceder a funciones y sensores del dispositivo, como la cámara, el GPS, los contactos o la galería de imágenes. Estas aplicaciones se pueden publicar en las tiendas de aplicaciones o distribuirlas individualmente mediante el uso de herramientas de gestión de dispositivos móviles (MDM) y gestión de aplicaciones móviles (MAM).

Elegida por más de 20 industrias diferentes

Como plataforma Low-Code elegida por más de 20 industrias en 70 países, cada una con sus particulares reglas de negocio, regulaciones y retos, OutSystems proporciona una serie de herramientas que permiten a las empresas desarrollar, implementar y gestionar aplicaciones corporativas a través de diferentes canales.

Además, ofrece una flexibilidad total para ampliar las interfaces de usuario con otros componentes en HTML5/Javascript/CSS.

Otra facilidad de la plataforma es que incorpora un motor de ejecución de procesos empresariales que integra una solución de cuadro de tareas de usuario, la cual les guía en la ejecución de los procesos. Incluye también un componente de supervisión de la actividad empresarial para medir, revisar y solucionar problemas de procesos empresariales. Además, tiene disponibles implementaciones híbridas, on-premises, en la nube pública o en el cloud privado, por lo que la plataforma se alinea siempre con la estrategia elegida por la empresa.

Apta para arquitecturas grandes, mantenibles y reutilizables, cuenta con amplias capacidades de reutilización para componentes lógicos, de datos, web y de integración, lo que significa que cualquier desarrollo previo puede reutilizarse en la plataforma. No es preciso copiar código entre aplicaciones, lo que supone un tremendo esfuerzo y solo conduce a la duplicación de código, con los consiguientes riesgos.

El análisis de impacto/dependencias funciona en todas las capas, de cara a facilitar la detección del impacto en el ecosistema, al cambiar un servicio. Estos se exponen en un catálogo central con acceso directo para los desarrolladores.

Finalmente decir que, en caso de querer dejar de usar la plataforma, las aplicaciones se podrían mantener con herramientas de desarrollo estándar, tanto en cloud como on-premises. Esto es posible porque todos los datos están contenidos en una BBDD estándar y las aplicaciones se ejecutan en un non-proprietary application stack, así que a diferencia de otras plataformas Low-Code, OutSystems garantiza que la empresa siempre tendrá disponibles sus datos y aplicaciones.

Inés Ruiz, Gerente de cuentas Low-Code Solutions en Altia