Skip to main content
Loading...

La Junta General de Accionistas de la compañía aprobó las cuentas del ejercicio 2018.

La compañía ha cerrado el ejercicio de 2018 con una cifra de negocios de 69,3 millones de euros lo que supone un incremento del 7% en relación a los resultados del año anterior.

El beneficio neto de Altia en el 2018 fue de 6,8 millones de euros, un 10,2% por encima del mismo periodo del ejercicio anterior. Por su parte, el EBITDA de la Compañía ascendió a 9,9 millones de euros, un 11% superior a las previsiones.

Reparto de más de dos millones de euros en dividendos

La Junta General de Accionistas, reunida ayer en A Coruña, acordó la distribución de un dividendo total de 2.063.455,50 € que dividido entre las 6.878.185 acciones, suponen 0,30 € brutos por acción, el 60% del dividendo previsto para 2018 en el Plan de Negocio. De este importe se pagaron 1.238.073,30 € (0.18€ por acción) el 11 de diciembre de 2018 como dividendo a cuenta y los restantes 825.382,20 (0,12 € por acción) se abonarán como dividendo complementario el 7 de junio de 2019.

“Los resultados económicos alcanzados confirman un año más que nuestro proyecto es sólido y sostenible. Se tratan de cifras por encima de la media del sector y que permiten pensar en alcanzar objetivos más ambiciosos y desenvolvernos de manera adecuada en entornos cada vez más competitivos y exigentes”, ha destacado Tino Fernández, Presidente de Altia, ante los accionistas. “Tras 25 años, seguimos con la misma ilusión que en el 94. Nuestro estímulo y motor es poder acompañar a nuestros clientes, e incluso a integrarnos con ellos en la aplicación de la tecnología, con la vista puesta en el éxito de su modelo de negocio y de su presencia en el mercado”, ha concluido el responsable de la compañía.

Junta de Accionistas Altia